Gravedad de las fallas del arbol de levas del coche

agosto 14, 2020 Desactivado Por Carmen

Todo componente del vehículo tiene determinada importancia, en especial para el sistema al que pertenezca. Tal es el caso del árbol de levas, la cual es la pieza principal en el sistema de distribución en los motores de combustión interna; dado que con ella es que se consigue la potencia que requiere la máquina, al convertir la energía del combustible en movimientos mecánicos.

Por medio del árbol de levas se regula el accionar de las válvulas de admisión y escape, a través de un eje rotativo que se encarga del movimiento de las levas. Si le falta lubricación, o se crean holguras y desgastes en sus componentes, de inmediato notará los cambios en el rendimiento de su vehículo.

Para cualquier eje que gire de manera continua, la falta de lubricación es terriblemente dañino; puesto que así se forzan los apoyos y rodamiento, lo que les causa desgastes. Es posible que se deba a conducir con un nivel de aceite más bajo de lo debido, también podría ser por falta de presión de la bomba al propulsar el lubricante, o que algún cojinete malo le impida el paso de dicho fluido.

En el manual de usuario es posible conseguir los valores de desgaste admisibles para los soportes, y hay que estar pendiente de ello, puesto que al excederlos pueden generarse roturas en los componentes y habría que sustituir el árbol de levas en su totalidad. Esto lo convierte en uno de los problemas más caros a los que podría exponerse el coche.

Síntomas de fallas en el árbol de levas

Si el árbol de levas se está gripando, el vehículo no logrará arrancar y solo le quedaría reemplazar la pieza. La detección a tiempo puede marcar una gran diferencia en el coste de las reparaciones, de allí la importancia de interpretar las advertencias del sistema de forma correcta, estas pueden ser:

Traqueteo: si la presencia de ruidos no interviene en el desempeño del motor, podría deberse a que los engranajes estén mal acoplados. También si los casquillos están desgastados de forma excesiva, o que el juego axial se vea afectado por los soportes, ya que generan el mismo sonido.

Chirridos ruidosos: los sonidos estridentes como chillidos suelen ser señal de que está propenso a  griparse el árbol, es imperioso que se revise el estado en el que están los apoyos y cambiar los que se muestren defectuosos. Si el rendimiento del motor disminuye, es muy probable que alguna leva se haya roto.

Las averías en los componentes principales que conforman la máquina, pueden llegar a ser muy perjudiciales para el vehículo y si se acumulan es fatal. Cuando las fallas rebasan el coste del coche, y su reparación no asegura que pueda ser de nuevo funcional, es mejor venderlo y obtener alguna ganancia, en lugar de gastarle más. Haciendo clic en http://www.cochesparadesguace.com podría vender su  automóvil con una muy buena tasación.