Como puedes revisar los amortiguadores

abril 22, 2021 Desactivado Por Carmen

Para que puedas tener una buena estabilidad en tu coche, lo ideal es que los amortiguadores estén en buen estado. Para hacer el cambio al mejor precio, lo encontrarás en motortown.es, puesto que así conseguirás el gran rendimiento en tu coche y por parte de los mejores mecánicos.

Pero, puede que no sepas cómo se revisan los amortiguadores de tu vehículo para saber si se encuentran en buen estado. Por este motivo, en el post del día de hoy encontrarás los aspectos clave que debes tener en cuenta para conseguir así el máximo rendimiento.

Consejos para la revisión de los amortiguadores

Revisar los amortiguadores de tu vehículo puede ser muy fácil, siempre que te fijes en los siguientes aspectos que resultarán básicos:

Estado externo

El estado externo de los amortiguadores será crucial, porque estos no pueden tener óxido en absoluto. Se pueden oxidar rápidamente si conduces por terrenos donde exista mucha presencia de sal, por lo que es mejor evitarlos.

Por otra parte, debes asegurarte de que no tengan fugas, porque esto podría causar una pérdida de rendimiento. Fíjate en los sitios donde aparcas el coche y si este deja manchas de aceite allí, será necesario llevar el coche al taller para una reparación de los amortiguadores.

Estabilidad del vehículo

Debes revisar también la estabilidad del vehículo, porque así sabrás si los amortiguadores se encuentran en buen estado. Es muy fácil, lo único que tienes que hacer es aparcar el coche en un lugar que sea completamente plano, y observarlo a una distancia prudente por delante y por detrás.

La línea que se forma entre el pavimento y las defensas del coche debe ser completamente paralela. Si se presenta una inclinación hacia algún lado, esto indicará que los amortiguadores están en mal estado y necesitarás un cambio para recuperar la estabilidad.

Prueba del rebote

Es la prueba que determinará el estado de tus amortiguadores de una forma realmente rápida y efectiva. Consiste en ejercer presión sobre la carrocería hasta que la suspensión descienda, y en ese momento se debe soltar para observar el comportamiento de tu vehículo.

Si realiza un movimiento constante para volver a su posición original quiere decir que los amortiguadores están en buen estado. Pero, si da varios rebotes antes de regresar a su posición original, tendrás que hacer el cambio cuanto antes de los amortiguadores porque estos están en muy mal estado y podrían generar un accidente en las vías.