Cuando una marca o modelo de coche desaparece

febrero 17, 2021 Desactivado Por Carmen

Cuando alguien se entera que la marca de su coche lo ha sacado de la línea de producción, comienzan a aglomerarse las dudas sobre: si todavía continuarán las piezas de recambio, si en el taller oficial seguirán prestándole servicio o si al momento de querer vender su vehículo de segunda mano estaría perdiendo mucho valor. Antes de entrar en pánico debe saber que el hecho de que una marca pare la fabricación, no quiere decir que se olvidará de los modelos que aún existen.

Aunque un coche ya no se esté fabricando seguirán habiendo piezas de recambio; si bien eso no será para siempre, sí por un largo periodo. Por ley las empresas están obligadas a seguir fabricando los recambios de los modelos retirados por alrededor de 5 años; sin embargo, la mayoría lo mantiene por más tiempo del establecido. Algunos, como por ejemplo Porsche, mantienen en circulación los recambios para vehículos que pasan por mucho los 50 años y hasta más.

En el caso de que se trate de un modelo de coche que haya sido exitoso en cuanto a ventas, difícilmente tendrá contratiempos para conseguir repuestos. Por otra parte, esa misma popularidad podría hacer que buscar las piezas que se necesiten, sea un problema porque al tener demasiada demanda es posible que escaseen.

¿Qué pasa si es la marca la que desaparece?

Si pensar o saber que su modelo de coche se dejará de fabricar le causa preocupación, ni qué pensar si quien desaparece es la marca. Para que pueda dormir tranquilo, tenga presente que aun cuando escuche rumores de ello, eso no es algo tan sencillo como cerrar la puerta de una tienda; para que eso suceda la empresa tendría que estar en una muy mala situación, lo cual tampoco es tan común que pase.

Quienes tengan vehículos Saab, Rover o Isuzu, conocen el pánico que se siente al creer que si su coche se avería tendrá serios problemas para reponer lo que haga falta. Esto sucede porque la mayoría de las personas ignoran que la ley los ampara, puesto que los fabricantes tienen la obligación de mantener activo el suministro y aunque la marca desaparezca no los exime de dicha imposición y la ley sigue siendo válida para todos los casos.

Otro detalle que lo salva de la angustia de una marca o modelo que desaparezca, es la forma en que estén construidos. Muchas marcas tienen en su interior piezas que son compartidas con otros fabricantes de modelos que aún siguen estando vigentes. Para realizar cualquier reposición puede buscar en piezasdesegundamano, una web que trabaja con desguaces dentro del territorio nacional y, por lo tanto, contemplan un stock de piezas muy nutrido.