¿Cuándo se pueden hacer las reparaciones de tuberías sin obras?

¿Cuándo se pueden hacer las reparaciones de tuberías sin obras?

noviembre 27, 2019 Desactivado Por Admin

En la actualidad Reparar tuberías sin obras es el sistema más rápido y cómodo para reparar las tuberías de la red de saneamiento, sin la apertura de zanjas ni hacer ningún tipo de obra.

No es necesario romper el pavimento ni abrir zanjas, ya que se accede al interior de la tubería desde un pozo o arqueta existente, y todo el trabajo de reparación se realiza desde el interior del tubo. Así se reduce el tiempo de ejecución y se eliminan las molestias derivadas de la pocería tradicional.

Evidentemente, esto no sucede en todos los casos. Habrá situaciones en las que será necesario hacer una obra para poder hacer la reparación correspondiente. Pero para la mayoría de problemas, no será necesario escuchar la temida frase: «hay que abrir».

Y es por ello que queremos mostrarte cuándo y cómo puedes hacer las reparaciones de tuberías sin obras o que implique un trabajo grande de fontanería.

¿Preparado? Entonces, ¡empecemos!

¿Cuándo hacer reparaciones de tuberías sin obras?

La reparación de tuberías de saneamiento sin apertura de zanja está especialmente dirigida para rehabilitar tuberías en espacios o edificaciones en los que por sus características especiales no es posible o no es conveniente realizar apertura de zanja, como por ejemplo edificios históricos, entornos protegidos, etc

De igual manera su aplicación está indicada en el sector industrial o en locales comerciales, ya que gracias a la rehabilitación de tuberías sin obras no es necesario parar la actividad comercial. Por supuesto, puede aplicarse en cualquier red de saneamiento que necesite una reparación, ya sea una comunidad de propietarios, empresas, o clientes particulares

¿Cómo hacer reparaciones de tuberías sin obras?

Para decidir qué sistema hay que utilizar para reparar tuberías sin obras hay que tener en cuenta tanto el tipo de avería como el diámetro de la tubería a reparar

En el caso de tuberías de entre 10 y 120 mm, se puede utilizar un sistema denominado Part-Lining

Para tuberías de las mismas dimensiones, pero que tengan elementos incrustados, o que presenten codos, se puede utilizar una fresadora mecánica especial.

En el caso de que las tuberías tengan dos metros de diámetro o menos, se puede utilizar el sistema de manga continua para efectuar las reparaciones

Como podrás ver, las reparaciones de tuberías sin obras ya no es un inconveniente, existe “un antes y un después” en las obras de reparación de tuberías.