Como cambiar una rueda pinchada

noviembre 13, 2019 Desactivado Por Carmen

Para que un coche pueda desplazarse sus neumáticos deben estar en perfecto estado o de lo contrario no se moverá. Si necesitas neumáticos baratos, y de excelente calidad, te invito a visitar: www.neumaticosxpoco.es, porque es el mejor taller de Madrid, y que te dará siempre los mayores beneficios a la hora de comprar tus neumáticos.

Sin embargo, aunque tus neumáticos estén en perfecto estado puede que en cualquier momento estos se pinchen cuando vas en las vías. Por esto es indispensable saber cómo se cambia una rueda pinchada, y para esto te he preparado este sencillo post.

Consejos para cambiar una rueda

El cambio de una rueda es algo básico que se debe saber hacer cuando se tiene un coche. Para hacerlo correctamente debes asegurarte de hacerlo de la siguiente manera:

Aparca el coche en un lugar seguro

Antes que nada, debes asegurarte de que vas a aparcar tu coche en un lugar seguro, para que puedas evitar cualquier tipo de accidente. En todo caso, es indispensable que coloques elementos de seguridad para que otros conductores pueden verte tales como triángulo o luces de emergencia.

Si es de noche, es indispensable utilizar un chaleco reflectivo para que te puedan ver fácilmente y así evitar accidentes. Cuando estás listo para comenzar, es momento de ir por las herramientas y comenzar a trabajar de inmediato.

Retira la rueda pinchada

Es indispensable tener en cuenta que, antes de subir el coche en el gato se aflojen un poco las tuercas de fijación de la rueda. A continuación, procede a subir el coche en el gato, y así procederás a bajar la rueda que está pinchada.

Siempre será necesario que la coloques debajo del coche junto al gato, para que así puedas evitar siempre cualquier tipo de contratiempo. En caso de que el gato falle, te asegurarás de no tener un accidente.

Coloca la rueda de repuesto

Será el momento ideal para colocar la rueda de repuesto en su lugar, y fijarla con las tuercas que habías quitado previamente. En todo caso, debes asegurarte de que apretarás las tuercas lo más que puedas antes de bajar el coche del gato.

Cuando estés listo, procede a bajar el coche, no sin antes retirar la rueda que habías colocado bajo el coche por seguridad. Además, debes asegurarte de apretar nuevamente las tuercas, para que queden perfectamente fijadas, y así disfrutarás siempre de los mayores beneficios en todo momento.