Cinco deportes que ayudan a combatir el sedentarismo

Cinco deportes que ayudan a combatir el sedentarismo

octubre 19, 2018 Desactivado Por Admin

El sedentarismo es la ausencia o la reducción de actividad física. Es permanecer mucho tiempo sentado o acostado, haciendo poco o nada de ejercicio, muchas veces frente a la computadora u otros dispositivos, viendo la televisión o sumergidos en videojuegos.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, cuando una persona no cubre una meta de 30 minutos diarios de actividad física, está llevando una vida sedentaria.

Lo alarmante es que más del 60 % de la población mundial se ubica en este nivel de sedentarismo, lo cual implica un extenso conjunto de personas con elevada propensión a sufrir enfermedades cardiovasculares.

Mucha gente no sabe que con un sencillo pulsómetro de muñeca muchos de sus problemas de corazón serían detectados a tiempo.

Frecuentemente se asocia el sedentarismo con la obesidad, y aunque en algunos casos esto es cierto, no todas las personas que sostienen una vida sedentaria son obesas.

Lo que sí es indudable es que una vida sedentaria induce la nulidad de los sistemas funcionales como el aparato locomotor y otros órganos, los cuales comienzan a atrofiarse debido a un proceso de regresión.

Los músculos y los huesos restringen su tonicidad y movimiento articular, pero lo peor ocurre con el sistema circulatorio, que genera hipertensión arterial, aumento del colesterol y altas posibilidades de sufrir un infarto.

<H2> CONSECUENCIAS DEL SEDENTARISMO

Un estilo de vida sedentario trae consigo una diversidad de enfermedades graves que pueden evitarse con cinco actividades deportivas.

  1. Las sentadillas y los abdominales, en series de cinco, durante media hora diaria, proveen tonicidad, fortaleza y elasticidad a todos los músculos del cuerpo. Los especialistas describen que esta actividad quema muchas calorías y favorece el sistema cardiovascular.
  2. Caminar durante 30 minutos continuos cada día. Se pueden aprovechar los parques cercanos a casa, se puede hacer en solitario o en grupo para que sea más agradable. Esta actividad resta el peligro de hipertensión arterial, causa efectos propicios sobre el colesterol y disminuye la aparición de diabetes.
  3. Efectuar diariamente la plancha o tabla, estimula y fortalece el abdomen, la espalda, las caderas y los glúteos, además de mejorar la postura y la fuerza. Asimismo, reduce el dolor de espalda y desarrolla la flexibilidad de los músculos.

Para hacerla hay que colocarse boca abajo con los brazos en forma de “L”, las piernas rectas y la parte baja de la espalda alineada con el resto del cuerpo. Sin levantarse demasiado se sentirá la tensión.

  1. Subir y bajar escaleras al menos cinco veces en cada sesión diaria. Los conocedores aseveran que fortalece los músculos de las piernas, consume calorías y genera  un apropiado  acondicionamiento cardiovascular.

Es asimismo una actividad aeróbica muy poderosa para ocupar los músculos de las piernas, quemar grasas de la parte inferior del cuerpo y consumir energía.

  1. Saltar la cuerda es muy efectivo porque aumenta la frecuencia cardíaca, tanto como las caminatas, el trote, el uso de las escaleras o como andar en bicicleta. Además, al hacerlo el cuerpo usa el oxígeno de modo más eficiente, por lo que brinda beneficios al corazón, los pulmones y el aparato circulatorio.

De acuerdo con los asesores deportivos, saltar la cuerda durante media hora a una velocidad moderada, puede quemar casi 300 calorías, cantidad mayor a las que se consumen corriendo a una rapidez limitada durante el mismo período de tiempo.